Ley que reduce la jornada laboral a 40 horas semanales

septiembre 29, 2023

La rebaja de la jornada será gradual, alcanzándose al cabo del quinto año de vigencia.

Con fecha 26 de abril fue publicada en el Diario Oficial la Ley Nº21.561, que rebaja la jornada ordinaria a un máximo de 40 horas semanales y modifica diversas normas del Código del Trabajo.

La ley establece que esta disminución de la jornada no podrá implicar una disminución en las remuneraciones de los trabajadores y que los plazos son máximos, es decir, el empleador puede anticipar el cambio.

A continuación, se señalan las principales modificaciones:

1.Vigencia.

Se reduce la jornada de 45 a 40 horas semanales. La reducción será en forma gradual a 44 horas el primer año, a 42 horas el tercer año y a 40 horas el quinto año, contados desde la publicación de la ley en el Diario Oficial, es decir, a contar del 26 de abril del 2023.

2. Trabajadores de Casa Particular.

  • “Puertas Afuera”, se reduce la jornada laboral a 40 horas semanales, con la gradualidad señalada en el punto anterior.
  • “Puertas Adentro”, continuarán con el descanso mínimo de 12 horas diarias. Se aplicará una compensación de dos días de descanso adicionales al mes. Tales días, no podrán compensarse en dinero, pero sí acumularse -de común acuerdo- dentro de un período de tres meses. Al término de la relación laboral, en caso de existir días pendientes de utilizar en el respectivo mes, se compensarán en conformidad a lo establecido en el artículo 73.

3. Flexibilidad.

Los trabajadores madres y padres de niños de hasta 12 años, y las personas que tengan el cuidado personal de ellos, tendrán derecho a una banda de dos horas en total, en la cual podrán anticipar o retrasar hasta en una hora el comienzo de sus labores, pero deberán completar el horario total.
El trabajador deberá entregar al empleador el respectivo certificado de nacimiento o la sentencia que le otorgue el cuidado personal de un niño para ejercer este derecho.
El empleador no podrá negarse, salvo que la empresa funcione en un horario que no permita anticipar o postergar la jornada de trabajo o si la naturaleza de los servicios prestados por el trabajador exige su presencia en un horario determinado. Esto se da en el caso de funciones o labores de atención de público o que sean necesarias para la realización de los servicios de otros trabajadores o de atención de servicios de urgencia; trabajo por turnos, guardias, o similares; en tanto requieran que el trabajador efectivamente se encuentre en su puesto a la hora específica señalada en el contrato de trabajo o en el reglamento interno. Si ambos padres son trabajadores, cualquiera de ellos, a elección de la madre, podrá hacer uso de este derecho.

4. Jornadas Promediadas.

Existe la posibilidad de promediar la jornada. La ley da la opción de que empleador y trabajador acuerden que la jornada ordinaria de 40 horas se cumpla en un promedio de cuatro semanas con un tope de 45 horas semanales. No estará permitido superar en más de dos semanas las 40 horas.

5. Distribución de la Jornada.

El máximo semanal de 40 horas no podrá distribuirse en más de seis ni en menos de cuatro días. Es decir, se da la posibilidad de que las empresas implementen una semana de cuatro días de trabajo y tres de descanso (sistema 4X3). Esta modificación entrará en vigencia al quinto año de aprobada la ley.
En ningún caso la jornada ordinaria podrá superar las diez horas por día, sin perjuicio de las facultades del Director del Trabajo para autorizar una extensión distinta con acuerdo de los trabajadores en situaciones especiales.

6. Jornada Parcial.

Establece que no podrá superar las treinta horas semanales.

7. Horas Extras.

Las partes podrán acordar por escrito que las horas extraordinarias se compensen por días adicionales de feriado. En tal caso, podrán pactarse hasta cinco días hábiles de descanso adicional al año. El trabajador podrá usar esos días dentro de los seis meses siguientes al ciclo en que se originaron las horas extraordinarias.
La compensación de horas extraordinarias por días adicionales de feriado se regirá por el mismo recargo que corresponde a su pago, es decir, por cada hora extraordinaria corresponderá una hora y media de feriado.

8. Control de Asistencia.

El empleador tiene el deber de controlar la asistencia y determinar las horas de trabajo, sean ordinarias o extraordinarias. Estará obligado a llevar un libro de asistencia del personal, un reloj control con tarjetas de registro o un sistema electrónico de registro.
Una resolución del Director del Trabajo establecerá y regulará las condiciones y requisitos de los sistemas de registro y control de asistencia. La Dirección del Trabajo, a petición de parte, se pronunciará si un determinado sistema electrónico se ajusta a la resolución.

9. Implementación.

La Dirección del Trabajo está próxima a emitir un dictamen para explicar en detalle la implementación de la ley junto con el reglamento que regirá a las jornadas excepcionales.

Fuente: Biblioteca del Congreso Nacional de Chile